La integración de la medicina alternativa en Colombia

La medicina alternativa ahora es una opción para el manejo de pacientes ambulatorios

El país está más receptivo a prácticas como la medicina holística, que va mucho más allá de lo físico.

Hace unos años era extraño que un profesional de la salud se inclinara por la medicina holística, pues existía mucho desconocimiento en torno a esta rama y siempre surgían dudas acerca de su veracidad, preparación y respaldo de investigaciones a la hora de tratar a los pacientes. Sin embargo, Colombia ha venido creciendo en cuanto a la promoción, alcance y uso de conocimientos ancestrales, orientales y alternativos.

El enfoque de la medicina holística va más allá de lo físico, tiene en cuenta otros factores de la persona como los mentales, emocionales y espirituales. Esto, debido a que su filosofía se basa en estudiar todas estas esferas, incluyendo las más sutiles del ser, para así encontrar los orígenes de la enfermedad y poder sanar.

Actualmente, en el país se vienen integrando la medicina convencional con la holística. Como lo explica Juan Esteban Asuad, terapeuta de medicina tradicional china, “los profesionales en la salud están reconociendo la importancia de los factores psicológicos en los procesos de la salud y de la enfermedad. Algunos médicos dicen que las emociones pueden incidir en patologías graves, así como afectar la bioelectricidad dentro del cuerpo”.

Adicionalmente, la importancia que ha cobrado la medicina alternativa se puede ver reflejada en las diferentes Empresas Promotoras de Salud (EPS); ya que tienen dentro de sus servicios esta rama. El Acuerdo 029 de 2012, en su artículo 19, estipula: “Las EPS podrán incluir la utilización de medicinas y terapias alternativas y complementarias, por parte de los prestadores que hagan parte de su red de servicios, siempre y cuando estas se encuentren autorizadas y reglamentadas debidamente para su ejercicio, de acuerdo con lo establecido en la normatividad vigente sobre la materia”.

Colsubsidio, la Nueva EPS, Sura, Compensar, Famisanar, Sanitas y Comfenalco son algunas de las EPS que actualmente ofrecen este servicio; así como hospitales de media y alta complejidad como el Hospital de Suba II Nivel-Cami Suba, la Fundación Santa Fé y el Hospital Militar Central.

La medicina alternativa se está convirtiendo en una opción terapéutica complementaria para el apoyo de pacientes ambulatorios e intrahospitalarios, con un manejo terapéutico de especialidades. Esto ha generado que sean parte activa de grupos como las Clínicas del Dolor y las de Rehabilitación de Adicciones.

Cabe resaltar que “para poder trabajar con medicina alternativa y tener un consultorio, se exige un título de medicina con una especialización avalada en medicinas alternativas”, explica Asuad.

Por otro lado, el estudio de la medicina holística se ha venido incorporando como un estudio profesional en varios centros educativos del país, y ahora las personas pueden acceder a este conocimiento sin tener que viajar al extranjero.

Manuela Gómez, médica del CES y especialista en medicina alternativa, recuerda que en 2011, cuando quería hacer una electiva en medicina holística, no existía ningún convenio con otra universidad. “Logré encontrar una universidad en Nueva York, que tenía una alianza con una universidad en Beijing donde pude hacer una especialización en Medicina Tradicional China”

Fuente: La integración de la medicina (elcolombiano.com)